20 de mayo de 2014


18 de mayo de 2014

Eufórika llega a casa y lanza las zapatillas por el aire. Acomoda los dedos sobre el suelo, abre las piernas al ancho de sus caderas y levanta los brazos. Inhala y exhala. Se dobla para colocar las palmas de las manos en el piso. Inhala y sube estirando los brazos hasta el cielo. Así, varias veces. Enseguida gira en la sala y se desliza con suavidad hacia la habitación del fondo.

La música suena en su interior: pum pum, pum pum. El tamborcito galáctico, que es su corazón, resuena con alegría estelar. La libertad se expande luminosa y creativa desde su pelvis a la cabeza. Radiante, sabe que las frecuencias emitidas trascienden su musculatura y sus huesos.

Olas desbordan su vientre. Eufórika se ha vuelto loca… se sabe libre y enamorada de algo para lo que no tiene palabras. Se concentra en el equilibrio de los cuatro elementos reunidos en su ombligo y escucha:

La plenitud es una conquista, un territorio ganado al miedo, al silencio, a la obediencia.



13 de mayo de 2014

El proceso de integración de mis experiencias actuales ha cobrado nuevas dimensiones desde una fecha imprecisa. Se trata de una onda expansiva y pronunciada que modifica todo en mi cuerpo.

Mi corazón es una flama originaria de un lugar secreto.

Navego entre la cotidianidad y el sueño con orden. Antes descubrí  las cualidades de la vigilia y del estado onírico, aprendí a reconocer los puentes colgantes que unen ambas dimensiones y los accesos a casi todas sus venas subterráneas.

Mi corazón es una flama originaria de un lugar secreto.

Algunos días cierro los ojos y doy pasos a tientas. Soy andadora inconsciente del vacío.

Mi corazón es una flama originaria de un lugar secreto.

Mi cabello crece durante las noches hasta envolverme en hilos blancos y duros. Por las mañanas, antes de salir de casa, lo podo cariñosamente y lo entinto de color negro rubí para que mis pensamientos permanezcan encendidos en la oscuridad tan oscura del mundo.

Mi corazón es una flama originaria de un lugar secreto.

Vi a unas mujeres de piel escamosa, más desdentadas que yo y con cabellos más muertos que los míos. Su mirada delataba la existencia de algo que no conozco: el hambre.

Mi corazón es una flama originaria de un lugar secreto.

Supe de una mujer que fue vendida, de otra que fue azotada y de una que pide dinero a su marido para pagar el camión que la lleva hasta la iglesia. También de una joven que quiere dedicarse a cantar pero los padres la obligan a terminar una carrera universitaria, de otra que quiere tener hijos y no puede, de otra que lo tendrá y no quiere.

Mi corazón es una flama originaria de un lugar secreto.

Estoy consciente de mi propia lucha por se dueña de mi cuerpo y sus actos, por conquistar el poder de mis palabras, por existir sin pedir permiso. Era necesario aprender a verme y tener la voluntad para vivir el presente. 

Mi corazón es una flama originaria de un lugar secreto.


6 de mayo de 2014

Salud Mental y Neuroartes Ciclo de Cine

Muy feliz de compartirles el inicio del ciclo cine Salud Mental y Neuroartes.
Participo el día 21 de mayo comentando la película El Maquinista.

Besos.


4 de mayo de 2014

1 de mayo de 2014