31 de diciembre de 2013



Pepe Mogt, 22122013.

27 de diciembre de 2013

Todos los días al despertar me pregunto: ¿dónde estoy y cuándo?
Tengo muchas dudas.

Nunca, como en este instante, me había parecido tan necesaria, simpática y liberadora esta preocupación. ¿Por qué me lo pregunto? ¿por qué dudo?, le doy vueltas varias veces. Río a carcajadas sentada sobre la mecedora en mi habitación. Miro por la ventana los techos colorados del fraccionamiento, con sus antenas grises, y todos esos cables de teléfono y luz que atraviesan el cielo, antes de alcanzar a ver la orilla del mar. Hoy, desde aquí, puedo contemplar las Islas Coronado. Son las tres de la tarde. Tengo la uniceja, ambas camas destendidas, papeles por todas partes y ninguna taza limpia. Son las cuatro con veintitrés, empieza a oscurecer, sigo en pijamas. Tengo una cita, es viernes y no jueves. Olvido cosas necesarias para la convivencia, como las horas.

He pasado dos días leyendo cosas en Internet sobre temas que no alcancé a revisar antes de mis vacaciones y he estado escuchando el radio. También, he pasado por el cine para leer las carteleras y entré al Blockbuster para leer los títulos de "su selección" de estrenos (eso me mantiene actualizada en los discursos y preocupaciones de la industria cinematográfica). Cuando logro salir de la oficina me gusta observar a las personas en el supermercado, en la playa, en el auto mientras están atrapadas en el tráfico y a las que van a pie. Me gusta ver las cosas que venden en las segundas, en el sobrerruedas, en las cajuelas de los autos y en los tendederos de los fraccionamientos. Me gusta ver la basura, esas cosas que vuelan y ruedan en la calle. Enseguida, pero no tan rápido, reúno la info con lo que dicen los murales pintados en las bardas:

¡Qué cagadero! Todo funciona perfectamente crackeado. Fin de mi análisis.

Lo más importante es:
observar
la virtud  y la potencia
las abejas y las mujeres de la sexta
la autonomía y el renacimiento-del cuerpo humano
las batallas por la geografía y el calendario
por la tierra, el agua y la energía
y muy críticamente, la reorganización del positivismo

la palabra clave: colonialismo (sin el neo, pues nunca se ha interrumpido sino actualizado).


Steve Jobs appears in Playas de TijuanaImages by Matthew Suarez
http://www.sandiegored.com/noticias/46523/Steve-Jobs-appears-in-Playas-de-Tijuana/

escuchar a este muchacho y a todos l@s muchach@s



tener en cuenta estas alianzas

México digital. Beneficios a privados.

http://www.proceso.com.mx/?p=358987
http://homozapping.com.mx/2013/06/big-brother-y-cisen-millonario-negocio-en-puerta/

24 de diciembre de 2013

Muchos besos...
y esta luz de invierno tan dorada.

Gabrielita Linda

22 de diciembre de 2013

La memoria dignidad




La memoria dignidad es un proceso que surge de otro donde la fortaleza adentro es construida a través del reconocimiento mutuo: yo te veo, yo te nombro, yo me hago responsable. Surge así del diálogo, del aprender a estar aquí-ahora con amor y esperanza hacia sí y hacia la comunidad. Sí, recordar es preciso pues forma parte del tejido invisible de la resistencia activa. La selección de los hilos finos incluyen los colores negro y rojo, porque la sombra propia y colectiva, así como la sangre deben nombrarse.

La memoria sin dignidad, la memoria dolor siempre, la memoria destrucción, la memoria muerte, esa es la que aprendimos, la que producimos irreflexivos, la que alimentan los medios de comunicación y las industrias culturales y consumimos involuntariamente. A esa memoria, No. La respuesta a esa memoria es desalinearse, esa ruptura que tiene lugar en el cuerpo lenguaje, en el espíritu libre y pacífico, en la mente-corazón.

Gratitud hacia el legado indígena de discursos y prácticas para el otro mundo posible aquí-ahora, por enseñarnos sobre el tiempo largo y corto de las transformaciones adentro-afuera, por invitarnos ser en la autonomía y por las otras cosas que todavía no terminamos de comprender.

"¡Viva la lucha, viva la resistencia, viva la autonomía y vivan Las Abejas!"



La noche brisa, noche estrella, noche fría.

El mar trueno, el mar noche.


Serpientes espumosas salen del agua,

se arrastran sobre la arena, mueren enseguida.


Una sombra entra en las olas y desaparece.








21 de diciembre de 2013

df, amarabierto 2013

17 de diciembre de 2013



He visto el infinito. Apareció detrás del silencio, ese tan particular, ahí, en sus pupilas. Duró un instante o dos. Estaba casi oscuro.


Yo paz, asombro, mujer agua.
Yo navegante navegada.





12 de diciembre de 2013

¿Qué es la Ética? 

Pensemos la relación Ética, Capitalismo y Lenguaje. 
Una vez más: pensémonos cuerpo humano.


Quiero tiempo, un cuarto propio. Tengo una casa, un gato, una vida llena asuntos. Cuando llego al cuarto propio mi mente se pone en blanco, me desplomo agotada sobre el escritorio y ruedo o gateo hasta llegar a la cama. Mi cuarto propio es un refugio donde sólo deseo dormir , que la noche sea larga y que me abracen. 

10 de diciembre de 2013

La palabra antes de serlo, fue siempre cuerpo, fue sensación antes que grafía. Esta ha sido la tradición, este había sido el conocimiento. Los tratados dan cuenta de nuestros enfrentamientos sobre el ser de la palabra y la escritura.

En la era de la información las cosas cambian, ¿de qué manera? ¿para qué? Las modificaciones sobre las prácticas del lenguaje y la escritura son las evidencias más relevantes y menos notables de la profunda revolución cultural de nuestra época.

Identidad institucional y filosofía institucional no son lo mismo. El reduccionismo simplón de los mercadólogos y los administradores es siniestro, no ingenuo. El presentismo reduce el horizonte, borra las huellas de la experiencia.

Cyborg, pensemos en la crítica Cyborg y en el cómo incorporamos el lenguaje de nuestra época cultural, es decir: ¿cómo producimos lenguaje y por qué nos resulta tan complejo reconocernos productores de lenguaje?

Esos que piensan distinto a mí son tan necesarios para crecer. Antes de romper el diálogo, escucho, explico, busco el espacio para el entendimiento y cuando no existe, me voy. Bajo ciertas circunstancias el otro dialogante atiende, por un instante, una descarga eléctrica se manifiesta en su rostro. Entonces me quedo, aun cuando sólo sea una cosa aquella que nos empata.

Necesito darme tiempo para ensayar., una ruta.

4 de diciembre de 2013

arrecia



cuando arrecia el trabajo enciendo las bocinas, libero el playlist amarabierto, cierro la puerta de la ofis y me transformo en pulpo. pasan mares y pueblos debajo de mis dedos, todas las luces de la ciudad entran por mis ojos.  hasta que llega ésta, que surge de las tardes cobrizas de invierno. me canso. me emociono. me canso. quiero terminar y comerme al mundo. sí, salir volando por la ventana, a disfrutar de mi piel suavecita.cubierta de colores.  entonces suena esta rolita y sé que todo es posible. antes de partir.

mujer linda

1 de diciembre de 2013


Hoy fuimos a visitar las tumbas de mis abuelas Beatriz y Gudelia. Hace diez años que abrazamos sus cuerpos por última vez, sin embargo su presencia nos acompaña constantemente. Fue triste y nos dimos cuenta de que sólo tenemos imágenes sueltas de esos días. Yo no recuerdo haber estado en el sepelio de Gudelia, ni en ese panteón, pero dicen que sí fui. Visitar sus tumbas mueve y acomoda cosas todavía. Mi mamá no paraba de hablar, nos invitó a hacer algunas oraciones juntas. Llevamos flores de colores.

Elías, el sobrinito de apenas cinco años, andaba con nostras, mis hermanas y la Tita, mi mamá. Nos preguntó que si también nos íbamos a morir y que si él iba a morirse un día.

-Sí, todas las personas mueren.

-¿Cuándo?

-No sabemos, falta mucho. A lo mejor cuando estemos viejitas como Yoda, le respondí.

Me veía con cara de incredulidad y de susto. Se quedó en silencio durante menos un minuto y enseguida nos dijo muy sonriente:

-¡Ah! ¡Ya sé, Nina! ¡Nos vamos a morir cuando pase un millón de años!

-Sí, todas le dijimos que sí.



También pasaron cosas bien bonitas,
entre ellas que encendí el horno de mi estufa
dos días seguidos.

29 de noviembre de 2013






















balbuceo
lengua
esperanza
tiempo
             

mar ignoto






26 de noviembre de 2013

awareness

dos rayitos de luz aparecen de la nada en mi silencio. uno, que ilumina un trayecto en mí para comprender un aspecto nuevo de la violencia entre las parejas, que es la reproducción adentro de lo que está afuera y lo que está afuera  es un estado patriarcal ("bien mamón": que mama): la imposición del tiempo, de su tiempo, de su tiempo para estar, para dialogar; de su modo, para estar, para ser, para amar; de sus palabras, para decir quién. ellos, los de arriba, nos quieren imponer su geografía y su calendario. (las itálicas son mías).

De Mirar para imponer o mirar para escuchar, de Las Miradas, en la Sexta:

"Cuando se mira en el calendario y en la geografía, por muy lejos que estén la una y el otro, se pregunta, se interroga.

Y es en el mirar donde el otro, la otra, lo otro aparece. Y es en la mirada donde eso otro existe, donde se dibuja su perfil como extraño, como ajeno, como enigma, como víctima, como juez y verdugo, como enemigo… o como compañer@.

Es en la mirada donde el miedo anida, pero también donde puede nacer el respeto.

Si no aprendemos a mirar el mirarse del otro, ¿qué sentido tiene nuestra mirada, nuestras preguntas?

¿Quién eres?"




Cuando logró darle la vuelta al acertijo, el rayito de luz es pura risa, una risa inocente, profunda, humana, humana de nuevo, que nace de la desnudez. Entonces, porque este entonces sucede en un segundo de la tierra, que quizá es igual a mil años de los otros tiempos, la mirada del otro responde que es posible dialogar y construir nuevos acuerdos. Luego de este giro el mismo texto dice algo muy distinto y amoroso:

De Mirar para imponer o mirar para escuchar, de Las Miradas, en la Sexta:

"Es en la mirada donde el miedo anida, pero también donde puede nacer el respeto.

Si no aprendemos a mirar el mirarse del otro, ¿qué sentido tiene nuestra mirada, nuestras preguntas?
¿Quién eres?
¿Cuál es tu historia?
¿Dónde tus dolores?
¿Cuándo tus esperanzas?
Pero no sólo importa qué o a quién se mira.  También, y sobre todo, importa desde dónde se mira.

Y elegir a dónde mirar es también elegir desde dónde."











gato mañoso con helechos. amarabierto 2013



25 de noviembre de 2013

Mis parientes se fueron de vacaciones al pueblo. A pesar de mi insistencia, dicen que como fue aquí es allá; que los medios exageran y le meten miedo a personas como yo (¿?), porque aquí la violencia sólo le tocó a cierta gente, no a toda, como decían las noticias; y, que lo mismo sucede allá, que no a toda la gente toca. Sin embargo, algo leí sobre unos que parecen campos de concentración que, dicen, algunos han visto por esos rumbos; y, que estos días apareció uno que estuvo perdido durante mucho tiempo, que había escapado de un lugar del que volvió flaco y horrorizado, que se negó a hablar, que entró a su casa y se fue sin rumbo conocido con toda su familia antes de que amaneciera.

Escribo al sur y me responden, que sí, que la gente anda inquieta, pero allá, lejos, en aquellos pueblos de gente salvaje. "No... aquí estamos bien, en paz, como siempre". "OK", responde la pariente del norte, donde tampoco sucede mucho. Yo no entiendo... Desde las vacaciones, mis parientes llaman para avisar que todo está bien, que hay tranquilidad y paz en el rancho…

Ando en mis días de no entender nada y ver cosas que no son y sí lo son: 


Pienso en el proceso de la ceguerra, en los conflictos europeos de mediados del siglo XX que estudié en la universidad, también en los ciclos y las proyecciones de los que analizan el mundo. Recuerdo al señor Castells. Recuerdo una conversación que tuve con P. sobre mi dificultad para conciliar los piensos sobre la teoría social con las ideas sobre el tiempo circular, la materia y el espíritu; y, en los conceptos de justicia, desapego, libertad y esperanza entre estos discursos. La imagen de la autoinmolación de un monje tibetano en una calle aparece en mi memoria. Tengo muchas preguntas...

Miro burbujas que van y vienen en el tiempo-espacio, de sustancias y densidades varias, flotantes y con hartos destellos, que nos llevan dentro y vamos en ellas girando, dando de gritos, riendo a carcajadas, dormidos, locos, pensativos o en un estado que supongo es la tranquilidad. Algunas, se pegan con otras y forman figuras moleculares de colores en "el flujo" ese donde se desplazan.

El viernes explotó una llanta de mi auto y se jodió la suspensión; luego se fregó el boiler, hubo una fuga de gas y tuve que comprar otro tanque. ¿Sabe lo que es soltar el salario de una semana completa de trabajo en menos de un día? Gracias a eso, hoy conocí a un excelente plomero-electricista que, antes de abrir su propio negocio aquí por el rumbo, pick-up con una caja gigante de herramientas y escalera metálica, trabajó muchos años en una compañía constructora en San Diego. Antes de marcharse me dijo: "Muchas gracias por solicitar mis servicios, nunca olvido la cara de un buen cliente. Por favor llámeme si tiene algún otro problema, estamos para servirle". ¡Quería abrazarlo! A cambio, correspondí a su amabilidad con unas palabras de reconocimiento y sentí que habíamos tenido un intercambio justo y respetuoso. Vi en ello la posibilidad de una vida... otra.


22 de noviembre de 2013

amarabierto por Leti Cia 201311


balbuceo 
ternura
caricia
sueño

balbuceo
frío

balbuceo
agua



es muy temprano. el horizonte se diluye en la brisa, en las nubes.
vemos el mar desde la montaña.



el sol de invierno es un anciano que recorre el cielo sostenido en un bastón.
entonces, algunos animales se meten debajo de la tierra y duermen, otros viajan al sur. 



algo pasa en el sur, ¿es suficiente con encender veladoras?
balbuceo miedo.



19 de noviembre de 2013

balbuceo Agua, Fuego, Tierra. respiro.

un niño, vestido de pájaro, me enseñó a ofrecerle tabaco al fuego. me lo entregó con sus manitas y me dijo cómo lanzarlo sobre las llamas.

en un principio, anduvimos en cuatro patas, cubríamos nuestra piel con lodo y nos movíamos entre las sombras. en esa época, los animales fueron nuestros grandes maestros.

él.

delante de mí pasaron unos guerreros, avanzaban en fila y a gatas alrededor del fuego. su piel brillaba de tan oscura y purificada.

algunos procesos se completarán en una de las siguientes vueltas.

el Yo, esa gran ilusión.

aquéllo era sólo el comienzo, tenía que irme. ese señor sentado sobre el pilar de madera era mi propia voz que señalaba otro camino.

somos uno con el todo. si vivimos con justicia en este presente, sanamos el pasado. si buscamos justicia para el pasado, siendo injustos en este presente, no hay paz.

cuerpo y espíritu son uno. si dañas al cuerpo, dañas al espíritu. si dañas al espíritu, dañas al cuerpo. si amas al cuerpo, amas al espíritu. si amas al espíritu, amas al cuerpo. cuerpo y espíritu son uno con la naturaleza.

veo poquito, lo sé, son bastantes mis apegos. mis deseos van de un escondite a otro, ya entendí.


12 de noviembre de 2013

amarabierto 2013

amarabierto 2013

10 de noviembre de 2013

Me encuentro sentada sobre una silla de madera con la pierna izquierda cruzada sobre la derecha, tengo los ojos abiertos y no veo nada. (La nada es un lugarcito que con frecuencia). Mi brazo izquierdo descansa sobre mis muslos. Algunas veces no estoy aquí, viajo de un mundo interior a otro; existe uno que es particularmente blanco, otro es una cocina flotando en el infinito. El silencio es un factor común en todos ellos. (La silenciosa sombra). Los detalles mínimos me traen de regreso: un pelo de gato en mi pijama, una mancha en la pantalla de la compu, el sonido de mis uñas tecleando una historia sobre la madera de este asiento donde reposo o la imagen de los dedos de mis manos moviéndose en el aire. Involuntariamente mi cuerpo abraza mi lado derecho, estoy recargada en él y cuando alcanzo cierto pensamiento me truena el cuello (no es siquiera un pensamiento, es un estado aquí adentro o un sitio para el que no tengo palabras todavía). La mujer que aparece en las fotos en muy extrañas ocasiones se parece a mí, lo observo. Tengo fiebre y los labios pellejudos; sudo, una enfermedad se me sale del cuerpo.




amarabierto 112013














(En la búsqueda infinita, caracol de tiempo, infinita). 

7 de noviembre de 2013

Júpiter, el gran planeta, pinta en el agua otoñal una estela luminosa. Lago nocturno el mar, algunas noches, mi cuerpo, todas sus creaturas. Nuestros pies y la arena. Sus manos, sus cabellos. Un bosque de verdores y ocredad (más agua, más lluvia, un río que vivo de corrientes desciende pacífico sobre las rocas y un pez, largos bigotes negros, aletea en la transparencia). El sonido del caracol infatigable. Una gruta, un círculo de fuego: danza. Una galaxia estalla de risa.


Kiki Pax 102013

3 de noviembre de 2013




"sólo vinimos a soñar"

Nezahualcóyotl




31 de octubre de 2013

El sábado pasado hubo una marcha de zombis en Tijuana. Algunos de mis conocidos participaron, incluso mi familia tomó parte. Yo andaba en la calle resolviendo unos asuntos y vi varios autos pasar con personas disfrazadas. Esa noche hubo muchas fiestas de disfraces, antes fueron al zombie walk, movidos por la invitación a una celebración familiar tipo carnaval en plena Zona Río. Nos reunimos en la noche a platicar y a celebrar un cumpleaños, sin disfraces. Uno de los temas fue la comparación entre las marchas contra el fraude electoral de 2011 y el zombie walk. "En ninguna marcha contra el fraude en las que anduvimos participó tanta gente".

A mí me gustaría analizarlo con alguna persona seria y conocedora de los estudios sobre el inconsciente colectivo, porque alcanzo a comprender algunas cosas muy por encima. Recuerdo los planteamientos que Luc Delanoy nos hizo sobre la mente colectiva desde la perspectiva de neuroartes y pienso en la manifestación inconsciente del estado que guardan las personas ante el contexto de injusticia, violencia y muerte en el que nos encontramos desde hace siete años, por lo menos, en México. En el zombie walk las personas salen a exhibir en tumulto y a manera de peregrinación lo que sienten, lo que perciben que sucede y quizá no alcanzan a verbalizar o a comprender del todo. Si no, ¿por qué se tomarían la molestia de procurarse un disfraz, personificarse de muerto viviente y salir a caminar por las calles principales de la ciudad como si tuvieran el cuerpo enfermo? ¿por qué formar parte de una escenificación de tal forma en el espacio público? ¿quiénes son esas personas? ¿cuáles son sus edades? ¿a qué clase social pertenecen?

Claro, la industria cultural tiene su parte, así como las prácticas de consumo, nuestra condición fronteriza próxima al mercado estadounidense y a la fiesta de Halloween . Desde luego, nuestra tradición cultural de culto a la muerte y esas cosas tan de la cultura popular (dicen), nuestro pasado prehispánico y Posadas. Pues, todo esso ahí actualizado bajo el contexto de por lo menos 25 mil desaparecidos, 250 mil desplazados por la "guerra contra el narco", las viudas, los huérfanos, el desempleo, la crisis del sistema educativo, el colapso de las instituciones de la Revolución, el regreso del PRI, la incertidumbre del mañana y la impotencia del presente impactando nuestra cotidianidad. Pienso en el TLC, en las estrategias tan claramente de guerra a las que se ha sometido al país a través de las políticas internacionales, principalmente dictadas por los gringos; y, en la marcha del neoliberalismo que avanza sin cesar sobre nosotros; y, en las decenas de muertos, los bombazos, las mentiras, la manipulación de algunos medios de comunicación; y, en el impacto que las redes sociales tienen en la formación de nuevas formas de organización para eventos como éste y otros que terminan en las calles del mundo. Pues bueno, este es el contexto de este evento.

Hace algunas semanas, en otra fiesta, escuché una conversación de  pequeños empresarios tijuanenses, varones por cierto, hablar sobre el tema de la violencia en Michoacán. Todo empezó como una simple conversación de dominó, pero luego dejaron de jugar y se pusieron serios. Manifestaron su preocupación por la vecindad y la crudeza de la guerra (sí, hablaron de la posibilidad de la guerra). Compartieron ideas sobre las opciones que veían a su alcance para proteger a sus familias y para proteger sus negocios, hablaron de irse, de empezar a buscar refugio en California "por si las dudas aquéllo nos alcanzara". Cuando se acercaron las mujeres, cambiaron de tema y siguieron jugando.

Mi imaginación fantástica encuentra todo esto conectado. Mi familia, la de allá en el pueblo, sigue diciendo que todo está bien y que son unos alarmistas esos de los medios. Yo quisiera creerles, pero no dejo de pensar que se han desconectado para no ver, para  hacer como que no están, como que los problemas son exclusivos de los pueblos de la otra orilla, de los que están lejos, y que se parecen un poco a los del zombi walk de Tijuana (https://www.facebook.com/zombiewalktj). Y ahí le dejo, porque la noche es larga y tengo un montón de trabajo que terminar aún.

28 de octubre de 2013

amarabierto 10203


















feliz
en el lugar más bello de todo el mundo



¿ya dije feliz?

27 de octubre de 2013

being aware

self-aware

collective sacred space

healing space



Reconociendo el nombre de los hallazgos, aprendiendo de ellos, recibiéndolos. Contenta.



amarabierto 26102013





Fueron tantas las demonias que incluso peleaban entre ellas por tener un lugar entre mis sueños. Anoche, eran sedas traslúcidas volando sobre mi cama: vi sus lenguas aleteándoles la boca, de sus dedos crecerles las uñas. En un lugar marchito concluye algunas veces la euforia, no descenderé más por esas escaleras. Allí, abajo, adentro, las mutaciones, la hipersensibilidad alucinante. Conozco esa aldaba que cierra por dentro a las dos de la mañana, esa puerta conduce a la misma habitación en todas las ciudades. Sé cómo entrar, rodar, arrastrarme y trepar a gatas hacia la salida. Sé. Hace tiempo transité esa madrugada de héroes que no logran completar el viaje. Caminé con ellos, volé con ellos, fui ellos: éramos, consumidos por la acción de recordar. El abismo que sondeo es distinto, es agua. En él soy un pez de piel transparente y vísceras expuestas; venenoso, una vez ingerido. A pesar de eso, los ojos me delatan en lo oscuro y gritos dan de gusto estas sombras desgarradas.

24 de octubre de 2013

Cada vez que ella desaparece una historia laberíntica fluye de nuestras imaginación y de nuestros labios. Tomar el teléfono, revisar si faltan ropa, zapatos y maletas. Todavía me emocionan sus actos de magia y su maestría para volverse de humo. Luego aparece, como siempre, con una gran sonrisa y un espejote. Nadie la iguala ante los reflectores, es un hermoso flamingo color de rosa en medio de una charca. Me ha enseñado a respetar los procesos ajenos, conoce un montón de trucos.

Anoche dormí profundamente. El montaje va muy bien, tuvimos una visita sorpresa y cálida. Siempre agradezco un fuerte abrazo, la honestidad del cuerpo, el silencio de la solidaridad espontánea, la bondad. Hay personas capaces del cariño sólo por que sí todavía, en esta frecuencia que transito recién me he encontrado ya con varias; son de pocas palabras y mirada atenta, amorosas naturalmente. Me gusta este cambio.

Hace pocas semanas me aguanté las ganas de patearle el culo a cierta gente, eso fue lo que pasó con mi ojo, de contener tantas emociones se me reventaron varias venitas y era aquello un sangrerío ocular. Me salieron caros el especialista y el tratamiento. Después entendí qué había pasado y pensé: qué tontería, ya estuvo, y empecé a ver con mucha claridad. En cuanto abrí la boca para decir "hasta aquí", escuché el crack de las cosas dentro de mí acomodándose en un lugar que nunca habían ocupado. Ya puedo reírme de ésto, pero también descubrí mi inflexibilidad bajo ciertas condiciones y que algunas veces soy una ola destruye costas, y me gusta saberlo.

Por eso dije lo que dije ayer, en paz total: tengo nuevos planes, te amo, ya no quiero involucrarme. Va a aparecer, como siempre, y sí, volvió y me tranquiliza verla de regreso, claro.



[Dejar ir la carga, mantener la columna alineada, el pecho abierto, las plantas de los pies bien estiradas sobre la tierra y respirar en cuatro tiempos: des pa ci to, soltar largo.]

20 de octubre de 2013

Lengua y vibración recorren piel, tejido muscular, nervios y huesos toráxicos que protegen la habitación sagrada del fuego. Pausarse y recibir el asombro que anima el rostro: la Luna y Júpiter transitan juntos el cielo de octubre, es otoño. Orbitarnos con gracia debajo de un manto de brisa. Cuerpo rojo y negro/luz de noche/espejo que hace brillar las cosas. Fluir en procesión circular.

Elemento: Tierra.
Elemento: Agua. (Y yo tan cardíaca).



19 de octubre de 2013

Es otro el cielo, otro el cuerpo. La información viaja a la velocidad de la luz. Preciso silencio, un poco de desnudez, fuego y una montaña deshabitada.

Esta boca se ha quedado sin palabras, ¡cuántas estrellas!

15 de octubre de 2013

Desalinearse es una práctica procesual. Hay que abrirse la piel contacto, sacarse los ojos, escurrirse, o quizá, esto es el principio: la incomodidad de un cuerpo ajeno y un discurso impropio. Gritar o sollozo algunas noches. Espejo hecho añicos. Soltar, FLUIR.

La creación de una voz propia es un acto de libertad. De amor.
De gran fortaleza.

-

El mar, Júpiter, los aviones, las calles llenas de gente, han pasado tantas cosas que no he tenido tiempo de escribir: El silencio, bendito, y la claridad. La sincronía y, despacito, confiar(se).






10 de octubre de 2013

Encuentro belleza, placer, amor y una libertad muy grande, muy grande, en la intimidad y solitud que hay en mi vida.


Soy una montaña de frente al océano, soy también ese océano.


Me gustan las aves y las flores.
Me gustan los hombres que huelen a bosque recién llovido.
Me gustan los hombres aves que a veces llueven, que me abrazan bosque y saben nadar.


Latinoamérica, he descubierto Latinoamérica.



Estoy enamorada,
viajaré siempre.



5 de octubre de 2013

¡Ya estoy en el DF! Me siento muy contenta aquí, pasan cosas bien chistosas. Hoy fuimos a visitar una expo de esculturas hechas por Leonora Carrington, que está abajo de la Torre Latinoamericana. En la calle estaba un organillero tocando Las Mañanitas, muy cerca de él estaban la Hello Kitty, un Alien y Michael Jackson, también Edward Sissor Hands haciendo peinados; mientras, al fondo de la calle, una banda tocaba Paint it Black. A un lado de La Torre está el templo de San Francisco, que es un edificio de la época colonial, vimos pasar a unos novios que entraron para casarse, detrás de ellos iban toda la corte y unas niñas lanzando pétalos de rosas de color blanco y de color rojo. Mely y yo no parábamos de reírnos.

En el jardín donde están las esculturas, un muchacho se quedó viendo una pieza que se llama La Tamborilera, que es  una morra con cara de mantarraya, cubierta por una capa de labios casi vaginales, que tiene dibujada a una jirafa con cabeza de gato y cola de león. El muchacho la veía y la veía, de pronto la abrazó y recargó en ella su frente como si fuera una santa.

A esa hora terminaron su ceremonia los danzantes en la plaza del caballito, que es un ombligo de la tierra, nuestra, sagrada. El sonido de esos tambores altera la frecuencia de mi vida, los caracoles que llevan atados a los tobillos son unos insectos musicales que restauran mi corteza y la de todos los cientos que nos reunimos allí. Mely y yo coincidimos con ellos en que están sanando-nos. Otras cosas. En cuanto terminaron de agradecer con copal en las cuatro direcciones del universo, empezó a llover bien fuerte y tronó el cielo. Si a usté le da por la incredulidad es asunto suyo.

Sí, también vi cosas muy tristes.

Esta semana aprendí la palabra: celaje, que es hermosa porque el sonido de la je va precedido de la suavidad de la ce y la melódica la. La conocí a través de un poema que recibí por correo, que me dejó sin palabras de tan bien escrito y de imágenes... simplemente bellas.  Pasaron otras cosas, pero aun no termino de incorporarlas.


2 de octubre de 2013

En aquella profundidad acuática existe una habitación color durazno. Dentro hay una lámpara y una cama. Sobre la pared, una ventana cubierta por una cortina y una línea roja que la divide en dos. Estoy sentada sobre la colcha, veo hacia la venta y doy la espalda a la puerta.

En aquel lugar mi cabello es muy largo. "Miriam, Miriam", me llamo. Y no volteo, pero escucho. Ella parece intacta. Ha estado ahí durante miles de horas pensando en las cosas importantes, se ha desprendido de las preguntas envueltas en la angustia (esas que vienen del futuro) y también de las que duelen (esas que tienen su origen en eventos imposibles de cambiar). Hoy sólo está ahí, con la puerta abierta dejándose encontrar.

Parece ingenua. Alcanzarla ha implicado toda la imaginación posible. Estamos en paz, juntasAhora sólo necesitamos un sueño restaurador, disfrutar el silencio. Descansar de esta travesía tomará algunos meses. Mi casa está lista, completa, limpia.

1 de octubre de 2013

Si necesita una limpia, ser escuchado, recibir amor o que lo abracen, visite mi oficina. Empiezo a ayudar a personas que ni conozco, veo muy claritos sus males y me les acerco para compartirles una palabra; si no, les echo la bendición desde lejitos y hasta cierro los ojos para que les alcance a llegar.  ¿Por qué habré aprendido todas estas cosas tan extrañas? A veces se me hace bien chistoso, nunca pensé que acabaría de bruja. Sólo le aviso que me canso pronto y después de tres o cuatro personas desaparezco. Necesito dormir sin interrupciones y que me den muchos besos para reponerme.

Cuando estaba en la secundaria hubo un tiempo que durante los recreos los niños hacían fila para contarme alguna cosa y que les diera consejo, se fue pasando la voz de que yo aconsejaba muy bien. En ese tiempo me lo tomaba muy enserio, me traían chamaquitos incluso del turno vespertino o más grandes que yo, una vez trajeron a una muchacha de otra escuela. Y yo ahí, bien generosita escuchando cuanta cosa y sugiriendo remedios con puras palabras. Dejé de hacerlo porque me cansaba mucho escucharlos o me ponía muy triste, sin embargo en ese tiempo también hice amigos que me dieron un montón de amor.

Hoy el doc me comprobó científicamente que tengo visiones, veo colores, figuras, movimientos y hasta círculos de luz que no están ahí a los que doy explicaciones fantásticas. Dice que tengo una enfermedad visual, algo hereditario que tiene que ver con la presión sanguínea de mi cuerpo, una cosa que va agudizándose con los años. A mí me trajo muchos recuerdos su explicación, supongo que después de los otros exámenes médicos intentará que tome un montón de pastillas. Yo llego, como siempre, a mis propias conclusiones. Si le contara todo lo que he visto... pero no le voy a contar.

27 de septiembre de 2013

La Luna sobrevoló las islas este viernes frente a Playas de Tijuana. Ahí estaba, grisoscura y blancopálida, trasladándose pacífica por el cielo. No pude nombrar en qué fase se encontraba, sin embargo reconocí que otra vez había llegado el Otoño. Era medio día.


[Salí de la ofis para ver el mar un momento. Hay ciertas horas donde precisamos claridad y horizonte, esos momentos se me dan muy bien a solas, cerca de la playa, casi siempre; en una segunda etapa, busco compañía y diálogo. (Soy una persona muy afortunada por tener con quien compartir tantas videncias y disponer del tiempo para escribir sobre los fenómenos celestes y el cambio de estaciones.)

En el trabajo he aprendido a poner límites a mi capacidad dramática, a descubrir lo mejor de mi persona, a aceptar que las emociones fuertes son parte del proceso, no un estado permanente. También a comprender que las personas que amo, me aman, se aman, se equivocan algunas veces; y, que hay cosas que no puedo evitar que sucedan. No obstante, digo lo que pienso y lo que siento, siempre.

Aprender a observar las posibles reacciones de las personas al ponerles atención toma mucho tiempo, paciencia e intercambio de energía, no sólo de palabras. Es despacito como se desprenden de sus vestiduras para dejarse ver y rapidísimo su cambio de máscaras para responder en cada escenario (disposiciones performativas). Esta práctica me ha permitido descubrir la mejor forma de comunicarme con ellas, de interpretar sus mensajes con salud, e implicado el desarrollo de nuevas habilidades para lograr hacerles llegar mis propios mensajes.

Algunas veces es preciso el silencio, cuando no hay modo porque el espacio dialógico está descompuesto y hablar sólo alentará la guerra. La fuerza en una es necesaria en esos momentos para estar presente en silencio y escuchar, recibir el impacto de la confusión, de... las cosas que se asoman desde la sombra. La sombras ajenas son la parte más frágil, violenta y destructora del nosotros, un dragón herido del que tomar precauciones o distancia. Esperar activamente.

Pienso que esas sombras deben ser reconocidas e incorporadas al yo colectivo, para transitarlas sin miedo, para atravesarlas con paz, para hacerlas visibles y tratarlas. Nuestra cultura nos ha enseñado a refundir en los infiernos tantas cosas, a llenarnos de vergüenza o de culpa, hasta que resulta insoportable y nos santificamos o nos convertimos en seres demoníacos. El infierno es un laberinto circular lleno de salidas. Ya deberíamos saber estas cosas...

Reconstruir el espacio dialógico es un esfuerzo individual y colectivo, un proceso a través del cual se desarrolla y fortalece la conciencia, que implica la disposición a participar, a reconocer la diferencia y la existencia del otro con sus distinciones. Se trata de una práctica hermenéutica, ética y estética de salud pública que habita en ciudades utópicas; claritamente, de un objetivo personal y político. Nadie que persiga esta utopía camina solo.]


La vi pasar por el cielo, tan tranquila, tan lenta. La Luna de septiembre.

Prickly Pear




25 de septiembre de 2013

El lunes me hice de un bastón de madera con el que anduve jugando por la universidad durante la tarde. Ese día andaba en el conecte, o quizá era el desconecte. Total... Tenía un montón de trabajo, el corazón descompuesto y mis pensamientos eran una manada de changos locos gritando en una selva virgen que brincaban de un árbol a otro.

El bastón ese salió de un enorme tarugo que mandé partir en tres partes. Estoy dando unos talleres bien bonitos sobre tejido y destejido, más bien son sobre la historia del cuerpo y el tejido, y los tronquitos esos son para colgar lo que tejen los participantes, pero luego cuento esa historia. Ahorita quiero escribir sobre lo que sucedió el lunes que andaba bastoneando.

Pues traía mucha tristeza y mucho coraje. Cuando me entregaron los palos esos, tomé uno y dejé los otros dos por ahí en la oficina. El que tomé mide como uno veinte y pesa poco. Fue sin darme cuenta que anduve caminando con él por la universidad. Entró ME a la ofis y me preguntó: "¿Y ese palo qué?". "Es mi bastón de viejita", le dije. "La estoy actuando muy bien, a la viejita". Nos dio risa.

Recargué el bastón sobre el escritorio para entregarle unos docus y cuando voltié el otro ya traía mi bastón. Sin darse cuenta, se convirtió en el viejito del bastón, pero a diferencia mía, que uso el bastón de lado, él se sostenía del bastón con ambas manos frente a sus ombligo. Así de fácil se manifiestan los personajes que llevamos dentro. "Presta", le dije, y lo acompañé a su salón.

Después me regresé sola a la ofis y en el camino me convertí en Jedi. Caminaba por el patio batiendo mi lightsaber: por ambos lados estilo mariposa, o  por la diestra y la siniestra estilo ninja, incluso me di una vueltecita. Bien bonito. Me parecía que hasta brillaba de tan noche que era. En ese momento recordé a Obi-Wan e imaginé el dolor que sintió cuando dejó a Anakin-Vader en Mustafar.

Iba muy pensativa, descubriendo mi habilidad con las armas, sentía cada vez más gozo y fuerza al escuchar el zumbido de mis espadazos cortando el aire, hasta que sentí la mirada de alguien que me observaba desde la ventana del tercer piso de la Ibero. No me saludó, no sonrió, no se movió. Sólo se quedó ahí parado sin dejar de verme. Entonces, giré mi arma y la acomodé debajo de mi brazo. Avancé hacia las escaleras y me di cuenta que había más personas a mi alrededor, todas quietas. Nadie me dijo una sola palabra. Supongo que también así funcionan los espejos.


.


Hoy concluí mi novenario marino: feliz viaje RS. Gracias por todo.

22 de septiembre de 2013

Cantata de puentes amarillos



Día 5, del novenario marino.
Me voy a la playa.
"Ya no poses nena, todo eso es en vano, como no dormir", el Flaco dixit.

Qué domingo tan pinchi triste, el ojo me hormiguea de nuevo.  Estoy desorientada en el umbral del abismo. Después de esta frontera, la mente inicia un tránsito por ese canal que contiene a los sin cruzar, a los sin volver, a los girando en sí mismos. La muerte debe ser un estado de paz absoluta, cuántas pérdidas en tan corto tiempo. Mi cuerpo grita, lanza una convocatoria a la razón, ese espacio donde confronto el miedo.

.

Indagatorias en curso:
proxémica
kinésica
diégesis
mímesis
diálogo
empatía
entrevista
Davis, Lowen,  Leader.
Arfuch, Arent, Ong.



21 de septiembre de 2013

lo que fue es

un presente



caminemos por la playa

en silencio       bailemos



la puesta de sol es un ritual de paso




17 de septiembre de 2013

Rafa Saavedra inició su viaje por el infinito el 17 de septiembre de 2013. Su partida generó una onda expansiva de emociones contradictorias que hizo vibrar a toda una generación de tijuanenses y más allá. Tristeza y alegría por saber que se marchó a un mejor lugar.

Antes de partir escribió:


y también posteó esta rolita:




¡Rafita, que tengas un maravilloso viaje!






16 de septiembre de 2013

15 de septiembre de 2013

La mujer del ojo rojo bailó con un ave. Ambos salieron de la pista sólo para beber agua de un manantial embotellado. Eso de sacudirse las plumas produce calor.

Todos bailamos. Había muchas luces, ninguno inventó estrellas artificiales. Las sillas se fueron quedando solas. A las tres de la mañana la vía pública es un basurero hediondo.

Los sobrevivientes de sueños colectivos de una juventud pasada tijuanera celebrábamos algo en una cantina esta madrugada. Antes, habíamos recorrido muchas cuadras. La calle estaba muy concurrida, nadie agitaba banderas, no se escuchó un solo ¡viva!

Incluso, los fantasmas de los noventa andaban por la avenida vestidos de punk. A ellos también se les forman arrugas en el rostro cuando sonríen, ahora tienen la cabeza cubierta de canas. Cuando los vimos llegar, algunos dijimos con admiración "sobreviveron". Así funcionan los espejos.
       
Anoche el destino nos jugó una broma y fuimos a parar al mismo sitio, estábamos contentos a pesar de la mierda del viernes (a pesar de la mierda de muchos años). Más de uno habló del insomnio de estos meses, ése que produce la guerra.

Los abrazos eran nomás de gusto, el repegue hasta involuntario. La bodeguita esa estaba llena de sudor, pero nadie quería irse. (Amo esas conversaciones donde la voz del otro vibra en las mejillas). Este sábado fue amoroso desde que salió el sol.

Bebimos agua con hielo en vasos desechables. Nos trajeron popotes. El miedo y el coraje se transforman en fuerza y alegría cuando dialogamos. Los sueños lúcidos, cuando se producen en sincronía, generan una onda energética expansiva que deja huellas en la piel-memoria y alumbra muchas vidas durante un tiempo inmensurable. Pura alquimia.
       

14 de septiembre de 2013

Animales de los espejos, Jorge Luis Borges.

En algún tomo de las Cartas edificantes y curiosas que aparecieron en París durante la primera mitad del siglo xviii, el P. Zaliinger, de la Compañía de Jesús, proyectó un examen de las ilusiones y errores del vulgo de Cantón; en un censo preliminar anotó que el Pez era un ser fugitivo y resplandeciente que nadie había tocado, pero que muchos pretendían haber visto en el fondo de los espejos. El P. Zallinger murió en 1736 y el trabajo iniciado por su pluma quedó inconcluso; ciento cincuenta años después, Herbert Allen Giles tomó la tarea interrumpida. Según Giles, la creencia del Pez es parte de un mito más amplio, que se refiere a la
época legendaria del Emperador Amarillo.

En aquel tiempo, el mundo de los espejos y el mundo de los hombres no estaban, como ahora, in-comunicados. Eran, además, muy diversos; no coincidían ni los seres ni los colores ni las formas. Ambos reinos, el especular y el humano, vivían en paz; se entraba y se salía por los espejos. Una noche, la gente del espejo invadió la tierra. Su fuerza era grande, pero al cabo de sangrientas batallas las artes mágicas del Emperador Amarillo prevalecieron. Éste rechazó a los invasores, los encarceló en los espejos y les impuso la tarea de repetir, como en una especie de sueño, todos los actos de los hombres. Los privó de su fuerza y de su figura y los redujo a meros reflejos serviles. Un día, sin embargo, sacudirán ese letargo mágico.

El primero que despertará será el Pez. En el fondo del espejo percibiremos una línea muy tenue y el color de esa línea será un color no parecido a ningún otro. Después, irán despertando las otras formas. Gradualmente diferirán de nosotros, gradualmente no nos imitarán. Romperán las barreras de vidrio o de metal y esta vez no serán vencidas. Junto a las criaturas de los espejos combatirán las criaturas del agua.

En el Yunnan no se habla del Pez sino del Tigre del Espejo. Otros entienden que antes de la invasión oiremos desde el fondo de los espejos el rumor de las armas.
Diálogo.

8 de septiembre de 2013



Es necesario inventar otras semánticas de la masculinidad y la femineidad, sanarlas de la violencia. Estamos en proceso.


Cavilo inmóvil en el mar abisal

hasta que se me pegan los ojos y la boca.

La soledad es bondadosa,

un puente hacia donde sólo algunos saben.

No lo nombraré.

Es posible que haya estado aquí durante algún aquí otro.

que comprenda un fragmento del infinito en cada vuelta.

La panza o la cola se me iluminan a ratos.






En él se sintetizan todos los actos de la humanidad que amo y odio, la historia de las acciones que me han develado el mundo...

No veo. No veo. Veo, apenas. Veo.

Me gusta que me mientan. La mentira está naturaliza en mi experiencia del mundo, en mi forma de relacionarme con el mundo. Me gusta que me traicionen, participo en el drama universal de la mentira, asumo mi papel destacadamente: "actúo como nadie". ¡Qué mierda! Esta es la razón por la que duele el desprendimiento, la aparición de una realidad nueva.

Soy Icaro-Fénix incontables veces cayendo.

¿En verdad estamos condenados a este drama universal? Lo universal es un cuento moderno, así: situado en el discurso de una época cultural predominantemente masculinizada. Es decir, con genitales expuestos para disputarse territorios según la grandeza de sus ambiciones y un orificio entre las nalgas para cagarla constantemente.


Conocer todo lo que conocí en ese viaje alimenta el equilibrio de mi estancia aquí (en este planeta, en este tiempo), porque también he conocido algunos humanos detestables, muy malitos. Hay uno en especial que despierta mi misericordia y me sirve para convocar a todos los espíritus pacificadores a mi casa para tranquilizar a la destructora que me habita.

Es un gran descubrimiento saber que puedo elegir en quien reflejarme para encontrar los detalles de siempre y los que están por revelarse; con todas las responsabilidades implicadas, tirarle piedras al espejo, meter todas las astillas en una bolsa de basura negra y esperar que llegue el lunes para decirle al recolector que la maneje con cuidado porque puede cortarse. Hay una frontera necesaria para contener el horror, el miedo, el dolor, las deslealtades, pero también puede una construir fronteras involuntarias que dejan fuera la libertad y la felicidad. Nunca había sido tan frágil, ni me había mostrado tan desnuda.

En este viaje comprendí la utilidad simbólica de las fronteras: demarcan mundos, territorios, cuerpos, sueños, palabras: el contacto: afuera, adentro, propio e impropio, amigo y enemigo. En el fondo sigo pensando que las fronteras deben desaparecer, las políticas principalmente. Las fronteras simbólicas por ahora son necesarias, aunque tampoco debieran existir, sin embargo bienvenidas mientras el miedo al otro o el deseo ronde sobre algo a lo que no tiene derecho, como a la mirada, las palabras o los sueños. Desvanecerlas implica una transformación profunda, confrontar eso que llaman ego: aprender a completarse.

Los viejitos aquellos de la confabulación de la que fui testigo, dicen que una solo puede completarse cuando dispone de una ética para la paz, cuando aprende a vivir con los otros y los otros aprenden a vivir con una; cuando se per-dona, cuando se provoca el desplazamiento de los dones que una tiene hacia el servicio de las otras personas y cuando hay justicia en ese intercambio de dones. Por eso digo que participé en una confabulación utópica.




El otro día salí de viaje. Fui a parar a un lugar donde confabulaban hombres y mujeres de generaciones que han sobrevivido la hecatombe de muchos mundos. Por el color de sus ideas me dio por pensar que aprendieron a sobrevolar la mierda y que algunos se transformaron creaturillas subterráneas que anidan utopías.

Uno de ellos inventó una escuela sin salones que se coordina desde una casa de la comunidad (cualquier comunidad, Las Villas, por ejemplo). Acuden los que están en edad de aprender (es decir, no importa la edad) y estudian para resolver en la práctica las necesidades de la comunidad: salud pública, economía doméstica y societal,  intercambio justo; ingenierías para la producción de energías sustentables, esas que son gratis y provenientes del sol, del viento, del agua, de los gases que desprende la basura; urbanismo y arquitectura (todos hacen las casas de todos y las reparan, para que todos tengan casas habitables y dignas), ingeniería agropecuaria y nutrición; también, inventan nuevas normas de convivencia, la inclusión, la resolución de conflictos, el respeto hacia la diferencia, etcétera, etcétera.

En esas escuelas se aprecia el conocimiento de los maestros, sobre todo de aquellos que tienen más experiencia. De la sección de arte para qué les cuento, lo que planteó el viejito rebasaba mis sueños. El ha empezado a echar a andar esta escuela en un país de América del Sur. Estas escuelas se coordinarán a través de redes y la información que produzcan será pública y gratuita, estará actualizada, etcétera, etcétera.

Los etcétera son todo lo que no alcanzó a incorporar porque tengo una estructura de lenguaje limitada, educada, domesticada, hecha a modo, para entender sólo una pequeña parte del mundo.

3 de septiembre de 2013

1

tengo una colección de arañas disecadas
acumulo polvo libros papeles
he resuelto todo    lo otro
esas preguntas de juventud
esta claridad es insuficiente
el hueco sigue aquí

2

mi escritorio está junto a una gran ventana
en esta pecera hay orden
sólo he cambiado de burbuja
algunos días soy muy feliz
la playa está muy cerca
nademos

3

cuando a una poeta le escurre sangre por la boca   la esposan   la llevan presa

una sabe

intentan prohibir  la poesía
                          los sueños
                          la felicidad
                          el amor
silenciarnos


3.1.

ellos van armados tienen miedo vigilan

3.2.

al salir de las pirámides nos topamos con unas bestias
una revisó nuestras bolsas
otra grabó los rostros de cada uno de los turistas que íbamos en el autobús

estaban encañonadas

3.3.

me recomendaron guardar silencio
dejar de ver las bestias a los ojos

tu mirada los altera
voltea hacia otro lugar

¿hacia el piso?

4

a veces lloro inconsolable

5

vi a unos chicos besarse en la Alameda
fajaban entre los árboles
uno a otro se tocaban el escroto o el pene sobre la tela del pantalón
en una banca un par de ancianos se besaban como si nunca
se apretaban las manos
a su lado estaba una chica sentada sobre las piernas de su novio
él le agarraba las nalgas con una mano
con la otra sujetaba su cintura
ella le acariciaba el cabello
enseguida se comían a besos
eran las cinco con veinte de la tarde
a esa hora la gente sale a besarse en el parque

en esta ciudad tan distinta los amantes se ven a escondidas
les da por olvidarse
o por casarse con alguien más
luego se escriben cuando no pueden dormir
aprenden a vivir re-cordándose

quiero una Alameda a las cinco con veinte
acariciar a mi novio por encima del pantalón
y que alguien me bese como si nunca

estoy harta de hombres que escriben a escondidas

8

estaba de paso
en el límite de los mundos que apenas se tocan se disuelven
allá
aquel lugar otro
no es éste
así    infinitamente

cargo con la frontera dondequiera que voy

9

hace tiempo que no sé donde estoy
ni cuando



2 de septiembre de 2013

1 de septiembre de 2013

http://aristeguinoticias.com/0109/mexico/fotos-las-protestas-los-diputados-y-los-detenidos-en-el-1smx/#&panel1-23


"Disculpe el señor,
se nos llenó de pobres el recibidor

y no paran de llegar..."

Serrat, del disco Utopía.

aguamala

25 de agosto de 2013

Las luces de la ciudad eran estrellas fugaces el sábado a las 9:45 pm.


El edificio inflaba y desinflaba sus paredes, abría los ojos y movía la cabeza. Me sostuve del barandal, mi pulso estaba acelerado: la Torre empezará a caminar sobre el Eje Central si continuo respirando. Del susto me escurrí sobre las escaleras, así logré llegar hasta el primer piso.


El lago sigue aquí: todo se mueve.

21 de agosto de 2013

Hoy regresé a la práctica del Yoga. Nada me llena tanto de energía creativa como esto. Tengo nudos en la espalda y no puedo girar las caderas. Me truenan los dedos de los pies.

Entre el fin de semana y hoy he ido comprendiendo que el miedo se instala en el estómago, ese huequito, ese vacío. También que los riñones son su principal órgano de choque.

Pienso en el Sur, mucho. En la vanalidad, en la burbuja que no acaba de tronar. Observo mi respiración, sigo aquí, en este sitio. Pienso el Sur, en el miedo, en la burbuja que no acaba de tronar. Observo mi respiración, sigo aquí, en la burbuja.

Pienso en el Sur que se avecina. El miedo se instala en el estómago. No puedo girar las caderas. Respiro. Me lleno de energía creativa. Sigo aquí, en este sitio.

16 de agosto de 2013


Unos parientes que anduvieron de vacaciones en Michoacán contaron que salían a correr por el pueblo en las mañanas, pero que empezó a darles miedo porque las calles estaban solas y patrulladas por militares. Dicen que los tíos construyeron unas bardas muy altas alrededor de su casa, que enrejaron ventanas y puertas y que además mandaron instalar una puerta como de caja fuerte en la entrada de su cuarto. También que el tío insistía en que todo estaba tranquilo, que la guerra estaba allá, muy lejos.


14 de agosto de 2013

Me siento a la mesa y sonrío. Me veo en el espejo y sonrío. Lavo los trastes y sonrío. Si tuviera que explicar cómo llegué a esta noche tendría que elegir entre varios principios para esa historia. Es una experiencia inusual la plenitud. De cora a cora les dedico esta noche de tan extraña felicidad. 

13 de agosto de 2013



Rimbaud, ¿qué escribirías de nuestro infierno?





Este era un gato con los pies de trapo y los ojos alrevés, ¿quieres que te lo cuente otra vez?



 Fueron otros los ojos y otro el cuerpo, nunca subimos esa montaña.


11 de agosto de 2013

"Guerreros"

Foto: Lorena Mancilla

La postal que sostengo en la mano tiene impresa una fotografía titulada “Guerreros” y fue tomada por Saulo Cisneros en 2012. Forma parte de una serie de postales del estudio CEIS (Loui Navarro, Gonzálo Gonzáles y Saulo). Me sorprendió encontrarla sobre la mesita de recepción de la galería junto a otras que tienen la imagen de La Mona que está bajando el aeropuerto y un atardecer donde el horizonte de Tijuana está intervenido por las antenas de televisión del Canal 12.  

En “Guerreros” se documenta una de las manifestaciones más importantes en la historia de la ciudad, en este caso contra el fraude electoral, la imposición, la manipulación de la información en casi todos los medios de comunicación, así como para decirle al gobierno que ya no le creemos nada. Sobre el tema hay cientos de desplegados y videos en la red.

Esta imagen de l@s ciudadanos en la glorieta Cuauhtémoc constituye un icono de resistencia y dignidad, una inscripción en la memoria colectiva, que bien merece un corrido de esos de amor y traición, anclada en un largo proceso de colonización. Durante esos días fuimos héroes y heroínas de nuestro propio tiempo. Nos unieron las imágenes, el coraje, la frustración, más que las expectativas de común acuerdo sobre el país en el que deseábamos vivir y la capacidad de organización duradera. Entonces pensé en Babilonia y la imposibilidad de comprendernos ante la diversidad de lenguajes y mundos.

Eso pensé y pienso: que no nos entendemos porque formamos parte de distintas comunidades que sobrellevan la violencia ejercida cotidianamente sobre ellas sin lograr estar juntas, porque reconocerse toma tiempo y precisa el diálogo, porque algunas veces nadie quiere ya escuchar o ha olvidado cómo, o  porque todas gritan al mismo tiempo de rabia , de dolor o de fútbol. También, que sólo a través de un proceso de resiliencia comunitaria podremos crear un lenguaje que nos permita comprendernos, que teníamos que empezar a buscar aliados cuyos saberes estuvieran cimentados en el amor a la vida, no en el deseo de venganza o de demostrar que se tiene “la razón”.

Vivimos una época de violencia simbólica que se alimenta de rituales y sacrificios. Por tanto, las imágenes ocupan un lugar central en la producción de discursos: de lo que dicen los que dicen qué es y no es, de lo memorable, de lo posible circunscrito al “universo-discurso”. Sin embargo, también constituyen un elemento fundamental de los discursos en resistencia y de aquellos que crean nuevas utopías. Insisto: desalinearse y multiversarse reflexivamente implica comprender los lenguajes hegemónicos, reconocer que somos capaces de producir otros, que ya lo hacemos y precisamos nombrarlos completamente. La gestación de la vida toma tiempo y calidez. Las estructuras del lenguaje y la mentalidad son de larga duración.

El 2012 produjo además de esta imagen, una profunda ruptura política entre la sociedad y el Estado. Un precipicio. Un trauma colectivo acentuado por el autoritarismo y los miles de sacrificados, que fue seguido por una “cruzada nacional”, más muertos y el alza en los precios de todas las cosas. Símbolo y religión, imagen y discurso, milenarios cómplices culturales que se actualizan.

Después de las batallas simbólicas que tuvieron lugar durante esos días en el espacio público y en el privado, concluí que luchaba por mi derecho a participar en una forma de organización de la sociedad en la que no creo y que involuntariamente defendía un orden cuya naturaleza es la exclusión. Buscaba la raíz del miedo y la injusticia: el Renacimiento fue la cuna de la época cultural que vivimos, y se alimentó de las antiguas culturas americanas sin nombrarlas: esa es otra deuda pendiente que no saldará la Modernidad. 

Esta postal de nosotros en el Cuauhtémoc es una referencia a ese reclamo sobre el reconocimiento de nuestro legítimo derecho a existir siendo distintos, porque ya existimos aunque no les guste a algunos. Es un recuerdo de lo felices que somos y podemos ser cuando estamos juntos, porque ese día fuimos muy felices aunque tampoco eso les guste. Es una huella, quizá una cicatriz, en la geografía y en el calendario de nuestra generación. 

9 de agosto de 2013

La crítica nutre el proceso creativo
















Estuve en un taller donde los compañeros tenían diversas experiencias creativas, discursos, lecturas y tradiciones. Sus observaciones, aunque duras, eran necesarias para mi trabajo como escritora. El sudor me escurría por el cuello mientras los escuchaba. Me siento agradecida y muy contenta por los retos de aprendizaje que me regalaron esta tarde. Entre ellos:

  • lo importante que es fundamentar las decisiones creativas que tomo
  •  sistematizar mis procesos y reconocer las tradiciones intelectuales y artísticas que nutren mi trabajo
  •  que ciertas prácticas en el mundo del arte están masculinizadas
  •  que no estoy en búsqueda de la verdad a través de mi escritura sino de respuestas otras, de formas otras
  • que produzco desde una creatividad desestructurada y que está bien (esta última confirmación luego de un largo diálogo con la Lore y de situarme en mis aprendizajes otros desde los estudios de género).
  • y que no voy a utilizar el método "científico" en mis procesos escrituritarios.



8 de agosto de 2013


La memoria olvida 
ese camino donde la piedra.

Avanzamos cojeando y vuelve el recuerdo
                                     de la pierna sana. 

Habrá otras rocas    
                              nuevas inscripciones

Se agotarán nuestras páginas.



7 de agosto de 2013



Existe una ciudad dividida en polígonos, de violencia y pobreza, sobrevolada por dr(ag)ones. La gente da cuenta de avistamientos, emocionada observa e intercambia fotos. Aquí todo es fantástico. Sonría para la cámara. Gracias por participar.



6 de agosto de 2013

Mono

¿Recuerdan esas películas donde los extraterrestres vienen a robarnos el agua y los minerales, a experimentar con nuestros cuerpos y a abducirnos? Se me hace que aquí en México se produce un reality de tal cosa. Seguro, eso explica las camaritas por todas partes...

3 de agosto de 2013

tic tac
tic tac

tictactictactictac
tic
tac

tiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiic

taaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaac

cit
cat
citcatcitcatcitcat

tic tac
tic tac

sin pudor alguno

2 de agosto de 2013



El hecho de que se haya hecho público que nos tienen bien vigiladitos espero cambie un poco la percepción del mundo en algunas cuantas, aunque sea poquitas, personas. Ya lo habíamos dicho varios muchos y no nos creían. ¡Larga vida a la ficción! Espero que todas esas personas viejitas herederas del pensamiento crítico duerman en paz esta noche, sus palabras nos han ayudado a comprender el caos, nos alientan.

1 de agosto de 2013

alquimia

yo estoy en tu lenguaje
tú estás en mi lenguaje
en mi cuerpo tu cuerpo
en mis ojos tus ojos
en mi boca tu boca


resonancia

han dejado de ser nuestros
el cuerpo los ojos la boca
donde mi voz
distante
vibra


travieso

sonriente avanza el Señor de los Espejos
danza que danza el viejito con su bastón serpiente
con cascabeles musicaliza la vida 

brillan sus ojos de media luna entre las sombras
de los decretos cristianos sobre su muerte
de los eruditos en psicología y alquimia se burla

en las imágenes de las cosas invisibles vive
resuena su voz en la fractura      
alumbra donde el estallido de las noches

sigo su fiesta alrededor del tiempo
pendientes de mi cintura hago sonar los caracoles 
al ritmo de mis pies se eleva una nube de polvo



31 de julio de 2013

















Hermanas.

28 de julio de 2013

Hoy conocí a un chico al que recién le habían pintado un tatuaje. Propuso una tipología del dolor: que acabaría por comprenderse con los años. Explicaba que su dolor sólo era físico, mientras que el de su mejor amigo no podía superarse con fumar un poco de hierba o tomarse unos adviles porque lo acababa de dejar su novia. Clarito escuché cuando dijo: el dolor simbólico es el que te hace crecer y alcanzar otros niveles de consciencia porque casi siempre se desprende de una pérdida.

Yo estaba sentada en el patio con un gato, él hablaba en la salita con un par de personas. Encendí un cigarro y entonces salió. Tenía los ojos medio abiertos. Me mostró el león que acababan de tatuarle en el pecho, del lado del corazón, eso dijo,  y en color rojo. 

-Estuve comiendo duraznos muy dulces y fumando weed todo el tiempo. Me salió un montón de sangre. 
-¿Y por qué te pintaste un león?
- Porque es el animal más poderoso, es una representación de dios. Lo vi en Narnia.
¿Cuántos años tienes? 
-Veintiuno. 
-¿Tú? 
-Un montón. Ya le dije que treinta y ocho y empezó a reírse. 
-Es difícil hablar con las mujeres, confesó. Algunas veces sólo quiero platicar con ellas, entender un poco qué piensan, pero es difícil. Muchas esperan que les tire la onda o dan por hecho que busco sexo rápido. Estoy en duelo, sabes. Tuve una novia durante dos años, no es fácil. El sexo rápido hace que me sienta más vacio.

Estuvo en la reunión de "grandes" cerca de una hora. Me limité a escucharlo, muy sorprendida por la propiedad de sus oraciones. Mencionó que sólo había llegado para darle un mensaje a un compa, que no conocía a nadie y que iba rumbo al Cuatro Amigos. Sonó un claxon en la calle.

-Ya vinieron por mí. Adiós chiquilla... Nada de sexo rápido, sólo hará tu hueco más profundo. 

Mi carcajada fue explosiva como podrá usted imaginarse.

27 de julio de 2013













Algunas veces el silencio es más bonito.
















26 de julio de 2013


Las personas y los fenómenos son siempre más de lo que imagino. Siempre.
Gracias personas, gracias fenómenos, por su ilimitada existencia.




25 de julio de 2013

Micropolítica. Cartografías del deseo.

Felix Guattari y Suely Rolnik

"Propiamente, la cultura de masas produce individuos: individuos normalizados, articulados unos con otros según sistemas jerárquicos, sistemas de valores, sistemas de sumisión; no se trata de sistemas de sumisión visibles y explícitos, como en la etología animal, o como en las sociedades arcaicas o precapitalistas, sino de sistemas de sumisión mucho más disimulados. Y no diría que esos sistemas son «interiorizados» o «internalizados», de acuerdo con la expresión que estuvo muy en boga en cierta época, y que implica una idea de subjetividad como algo dispuesto para ser llenado. Al contrario, lo que hay es simplemente producción de subjetividad. No sólo producción de la subjetividad individuada —subjetividad de los individuos— sino una producción de subjetividad social que se puede encontrar en todos los niveles de la producción y del consumo. Más aún, producción de subjetividad inconsciente. Desde mi punto de vista, esa gran fábrica, esa poderosa máquina capitalística produce incluso aquello que sucede con nosotros cuando soñamos, cuando devaneamos, cuando fantaseamos, cuando nos enamoramos, etc. En todo caso, pretende garantizar una función hegemónica en todos esos campos."