10 de diciembre de 2013

La palabra antes de serlo, fue siempre cuerpo, fue sensación antes que grafía. Esta ha sido la tradición, este había sido el conocimiento. Los tratados dan cuenta de nuestros enfrentamientos sobre el ser de la palabra y la escritura.

En la era de la información las cosas cambian, ¿de qué manera? ¿para qué? Las modificaciones sobre las prácticas del lenguaje y la escritura son las evidencias más relevantes y menos notables de la profunda revolución cultural de nuestra época.

Identidad institucional y filosofía institucional no son lo mismo. El reduccionismo simplón de los mercadólogos y los administradores es siniestro, no ingenuo. El presentismo reduce el horizonte, borra las huellas de la experiencia.

Cyborg, pensemos en la crítica Cyborg y en el cómo incorporamos el lenguaje de nuestra época cultural, es decir: ¿cómo producimos lenguaje y por qué nos resulta tan complejo reconocernos productores de lenguaje?

Esos que piensan distinto a mí son tan necesarios para crecer. Antes de romper el diálogo, escucho, explico, busco el espacio para el entendimiento y cuando no existe, me voy. Bajo ciertas circunstancias el otro dialogante atiende, por un instante, una descarga eléctrica se manifiesta en su rostro. Entonces me quedo, aun cuando sólo sea una cosa aquella que nos empata.

Necesito darme tiempo para ensayar., una ruta.