22 de septiembre de 2013

Qué domingo tan pinchi triste, el ojo me hormiguea de nuevo.  Estoy desorientada en el umbral del abismo. Después de esta frontera, la mente inicia un tránsito por ese canal que contiene a los sin cruzar, a los sin volver, a los girando en sí mismos. La muerte debe ser un estado de paz absoluta, cuántas pérdidas en tan corto tiempo. Mi cuerpo grita, lanza una convocatoria a la razón, ese espacio donde confronto el miedo.

.

Indagatorias en curso:
proxémica
kinésica
diégesis
mímesis
diálogo
empatía
entrevista
Davis, Lowen,  Leader.
Arfuch, Arent, Ong.