3 de septiembre de 2013

1

tengo una colección de arañas disecadas
acumulo polvo libros papeles
he resuelto todo    lo otro
esas preguntas de juventud
esta claridad es insuficiente
el hueco sigue aquí

2

mi escritorio está junto a una gran ventana
en esta pecera hay orden
sólo he cambiado de burbuja
algunos días soy muy feliz
la playa está muy cerca
nademos

3

cuando a una poeta le escurre sangre por la boca   la esposan   la llevan presa

una sabe

intentan prohibir  la poesía
                          los sueños
                          la felicidad
                          el amor
silenciarnos


3.1.

ellos van armados tienen miedo vigilan

3.2.

al salir de las pirámides nos topamos con unas bestias
una revisó nuestras bolsas
otra grabó los rostros de cada uno de los turistas que íbamos en el autobús

estaban encañonadas

3.3.

me recomendaron guardar silencio
dejar de ver las bestias a los ojos

tu mirada los altera
voltea hacia otro lugar

¿hacia el piso?

4

a veces lloro inconsolable

5

vi a unos chicos besarse en la Alameda
fajaban entre los árboles
uno a otro se tocaban el escroto o el pene sobre la tela del pantalón
en una banca un par de ancianos se besaban como si nunca
se apretaban las manos
a su lado estaba una chica sentada sobre las piernas de su novio
él le agarraba las nalgas con una mano
con la otra sujetaba su cintura
ella le acariciaba el cabello
enseguida se comían a besos
eran las cinco con veinte de la tarde
a esa hora la gente sale a besarse en el parque

en esta ciudad tan distinta los amantes se ven a escondidas
les da por olvidarse
o por casarse con alguien más
luego se escriben cuando no pueden dormir
aprenden a vivir re-cordándose

quiero una Alameda a las cinco con veinte
acariciar a mi novio por encima del pantalón
y que alguien me bese como si nunca

estoy harta de hombres que escriben a escondidas

8

estaba de paso
en el límite de los mundos que apenas se tocan se disuelven
allá
aquel lugar otro
no es éste
así    infinitamente

cargo con la frontera dondequiera que voy

9

hace tiempo que no sé donde estoy
ni cuando