9 de septiembre de 2008

anoche esme, omar y tambor me ayudaron a llevar algunos muebles a mi casa. entre las cosas iba un lámpara larga de metal que en el centro tiene una pieza en forma circular hecha de vidrio. omar la bajo de la camioneta, se la montó en el hombro y la trató como si fuera un pequeño cañón lanza misiles. el tambor, a quien aprecio por sus observaciones sobre la conducta humana, dijo más o menos así: "pinches poetas, en cuanto se arme un pedo van ser los primeros en salir. yo por eso no les creo nada".