26 de noviembre de 2008

Llueve.
Encender las preventivas.
Resguardarse.

El agua al final de mis propios diluvios es un signo alentador.