21 de enero de 2014

Tengo una amiga que me ayuda a tocar tierra, otras que me revelan lo invisible. Una red de tejedoras. Algunas veces pienso que ellos han olvidado cómo tejer y que otros nunca aprendieron. Mantengo la esperanza.