11 de julio de 2010

Josué me acaba de contar la historia más linda:

-Mira Nina, estos eran dos alambres, uno azul y otro amarillo, pero la verdad es que eran dos monstruos que estuvieron luchando por mucho años, muchos miles de años. Ahora son un solo monstruo, se hicieron los más poderosos cuando se unieron. En verdad, el único que puede sobrevir solo es el amarillo porque es el que tiene la vida.

-¿Y ese otro?

-¿El rosita? Ahora es el malo, y contra él están luchando. Antes eran amigos, era bueno y ahora es malo.

-¿Y por qué?

-Pues así es la historia.