3 de febrero de 2011



Para lograr un poquito de transformación se necesita constancia.

Iván Díaz Robledo