8 de febrero de 2015

Sábado por la tarde

El viento entra por la ventana y la cortina vuela. Los objetos están en reposo. El reloj cumple su función y mi cabello ha crecido.

Mis sobrinos tienen una piel hermosa, mi hermana tiene los labios más bellos, mi madre disfruta el momento de partir un limón, mis tías ríen cuando nos reunimos, mi cuñado agradece un buen sillón para dormir y a mí me gusta el aroma de la ropa recién lavada que está tendida en el patio.