5 de noviembre de 2014

Intento escribir, me salen un par de líneas y luego las borro. Ha sido un mes espantoso. El domingo grité con mucho enojo en la calle, nunca con tanta claridad. Reconozco que mi consciencia también es pequeña y que 
hay muy pocas cosas ciertas y necesarias.

¿Qué es la vida y qué es vivir? ¿qué es morir, 
morir por completo aquí? 


*

Para ser real y merecer, debería ser bruta y no preguntar ni pensar nada; cuidar mucho más mi peso, mi cabello, el esmalte de mis uñas y la marca de mi ropa; reir todo el tiempo, estudiar modelaje y aprender a fotografiar bien. Aplausos. Mujer sale de la escena. 


*

¿Esta casa te recuerda todos los días que algo salió mal y decidiste quedarte aquí para demostrar lo fuerte que eres y que no necesitas a nadie, que se puede ir a la chingada la estructura patriarcal porque puedes levantar esta casa con tus propias manos? ¿por cuánto tiempo más? ¿por cuánto tiempo más vas a ocultar que necesitas compartir tu feminidad y que también eres vulnerable? ¿te engañas a ti misma? Esto me lo preguntaron hace un par de días y lo entendí hoy. ¿Estoy escondida en una fortaleza?