21 de marzo de 2011

Mi mamá se detuvo junto a la ventana cuando empezó a soplar el viento y a caer la lluvia.

-¿Madre qué te dice el viento?

-Que tenemos que cambiar.



Y enseguida dijo:

-La ONU autorizó que los gringos bombardearan a los libaneses, son un terrible fracaso. Cuántos muertos mija. No he dejado de  pensar en los japoneses.