24 de mayo de 2011

The Smiths - There Is A Light That Never Goes Out



Esta es para el Rubén. Me acaban de avisar que murió anoche en San Diego. Es uno de los amores más hermosos. Descubrimos juntos el sueño zapatista y esas semillas no cualquiera. Su corazón era luminoso, como de niño. Y cantaba y escribía canciones y era un hombre libre.

Hace un año me envió un regalo, algo que pedí en mi blog. Me dejó un recado que acabo de recibir ahorita y salí al patio a darle las gracias.

Siento un agujero.