30 de mayo de 2011

Concentración:

Con centro y acción desde la voz de adentro que puede escucharse al silenciar el ruido del mundo -que suena en la mente y ensordece, ciega.

Actuar desde la observación del Yo, que es ese lugar en el cuerpo donde coinciden el amor y el deseo -el espejo y la guía.

Entender la síntesis del espejo y la guía, dos elementos anteriores a la consciencia -que es estar Aquí, no allá en los otros tiempos.

Lograr que cruce hacia la claridad algo que permanecía en la sombra, con intención y fuerza.

En silencio, la concentración necesita silencio.