3 de noviembre de 2011

Me despertó el golpeteo de la puerta del baño y un zumbido. Los gatos entraron por la ventana de la cocina y rasguñaban la alfombra junto a mi cuarto. Es su primer otoño y no sé si su programación incluya algo sobre la “condición Santana”. Pronto vendrán las lluvias y por la tardanza de estos vientos, durante el invierno hará un frío de la chingada .

En mi jardín las plantas perdieron casi todas sus hojitas. La naturaleza de este planeta es podar lo que ha cumplido su ciclo. Este mundo es redondo y gira, respira a través del mar.

(El cuervo ya se fue, no canta más por las mañanas).

Durante el día he pensado en la composta, en el viento y en el despelucadero de plantas que provocó; en la llovizna y la humedad de los días pasados:

para que florezca la vida en el futuro existe un periodo de incubación subterránea.