8 de julio de 2012

Acabo de salir de una acalorada discusión con personas muy muy queridas que me acusaron de loca. Aseguran, convencidísimas, de estar bien informadas. Este par y los medios locales son sus fuentes. "Te manipulan", fue su última palabra. Y pues... a las brechas generacionales hay que sumarle el consumo cultural, la educación religiosa, las experiencias de vida, tantas y tantas cosas. Gritamos, nos levantamos, manoteamos.. Nuestra mutua incapacidad para debatir y argumentar. Me encabroné y perdí. Resta mucho por aprender.