25 de febrero de 2014

Se siente bonito aprender a terminar cosas y aceptar sus consecuencias. Es liberador y creo que es el inicio de otra forma de estar. Y en eso ando. Sé que lo mejor ya está ocurriendo.