25 de abril de 2012

Después de algunos años apareció el dragón Tatey Haramara (la Deidad de la Serpiente Gigante o el Mar). Digo que apareció porque lo pedí en forma de papalote hace un par de años. Llegó cuando tenía que llegar.

Tatey Haramara es un punto cardinal en la cultura Wixárica, una dirección del cosmos relacionada con el Poniente y el Mar. Esa serpiente de agua en la que tanto pienso.

Esta noche al llegar a casa encontré una lagartija sobre la alfombra, junto a mi silla de trabajo. Estaba muerta y boca arriba, su panza y su cuello tenían manchas de color azul turquesa con verde menta, su dorso era color verde seco con negro. A un lado de ella estaba El Flechito, mi gato, vivo desde luego.