6 de marzo de 2013

En curso, a velocidad M., exploro nuevos océanos. Viajo acompañada por seres anónimos que mantienen vivo este planeta. El combustible de esta nave se compone de sueños, alegría, respeto y trabajo, mucho trabajo. Encontré lo que buscaba: paz y complicidad.