18 de junio de 2012

Para escribir sobre los sueños

  • Tener una libreta y un lápiz próximos a la cama.
  • Tomar agua o té un poco antes de acostarse, somos seres acuáticos.
  • Describir el grado de realidad del sueño.
  • Describir el lugar y  si es conocido o no.
  • Detallar conversaciones, colores, ropa, tipo de ropa y objetos.
  • Escribir sobre las personas vistas en el sueño y si son o no conocidas. Si no son conocidas describirlas.
  • Escribir sus sensaciones y los primeros pensamientos.
  • Anotar la fecha.

(La poética del espacio y La poética del aire de Bachelard, son maravillosos acompañantes en los descubrimientos sobre el mundo de los sueños. No se fíe de Freud, confie en sus propias interpretaciones).