1 de noviembre de 2012

Las historias de terror más escalofriantes las he escuchado en casa. Preferiría que hubiesen sido relatos sobre brujas y espíritus. En cambio, todas tuvieron alguna relación con la política, la religión católica o lo masculino.