11 de julio de 2013

Hoy alguien llevó a la ofis un gran ramo de flores. Hubo café, pan dulce y galletas; visitas inusuales, caras de tristeza y abrazos silenciosos y apretados. También lágrimas que brotaban de la nada cuando las personas conversaban en la salita. Parecía funeral.

A mí me regresó la gripa y traigo hasta los pensamientos adoloridos. Mely y Criss nos sostienen, son unas guerreras.