20 de julio de 2013



noche de cuervos con el róber, lili, gloria, mely y dulce.





anoche estuve en tu casa. los lugares y las cosas estaban invertidos. la cocina estaba donde el cuartito y la sala donde la cocina. la pared que divide el espacio permanecía en su sitio. caminábamos diametralmente. ni en el sueño aunque tan cerca podíamos hablarnos. avanzabas en perfecta equidistancia,  constante y con precaución. tu casa estaba llena de personas, algunas conocidas. este sueño me recordó a otro, en él estábamos en la misma playa, tú en un tiempo y yo en otro, a unos pasos, sin poder comunicarnos. veíamos hacia lo mismo y comprendíamos lo mismo sin poder escucharnos. en el sueño nos sabíamos próximos, yo sabía que tú sabías. había un umbral transparente entre nosotros, no podías verme. te embarcabas y yo me subía en un pájaro grandote. bien agarrada del ave decía: ése no sabe nadar...