22 de marzo de 2012

Gripa, mucha. Anduve caminando por ahí, casi de madrugada. Llovizna. Dicen que cayeron casi diez pulgadas de nieve en la Rumorosa esa noche. Acá hizo frío. Teníamos ganas de ver las nubes, hablar, estar juntos y beber vino. Muy buen vino.