25 de septiembre de 2012

A las nueve en punto recibí un abrazo de un hombre grandote y chulo que siempre me dice la verdad. Hoy me dijo... Fui a preguntarle si...

-¿Qué esperabas escuchar?
-Eso.
-Mina, Mina.