2 de septiembre de 2012

Numen del sueño 1: -La corona es muy pesada

Ayer hubo siete eventos culturales en Tijuana, la ciudadanía salió a la calle y atendió a diversos llamados. Algunos a la fiesta y otros la acción política, aunque todo es político en  sus distintos niveles de consciencia.

En el Cuauhtémoc el Contrainforme: banderas rojas, banderas amarillas, banderas negras, banderas blancas: todavía los muchachos, y personas con dientes chuecos o sin dientes, con canas, con ropa sencilla; menos cámaras, menos chicas de revista, menos famosos. Los fashionistas no salieron a marchar este sábado. Los representantes de la asamblea de colectivos tomaron el micrófono y leyeron el Contrainforme con gran organización.

¿Sabe usted lo que implica que un montón de personas desconocidas se pongan de acuerdo para elaborar un Contrainforme? Sí es importante el contenido de lo enunciado, pero no tanto como el logro de decir juntos a pesar de nuestras diferencias.

Los Diógenes ahí, aprendiendo a decir juntos con toda nuestra alegría, nuestro coraje y nuestra fuerza de seres hermosos.





Numen del sueño 2: -Esa flacura es de la Parca, necesitas vitaminas.

Ya presenté mi renuncia al Cecut. Ese mismo día me sacaron una muela. Dolió insoportablemente dos noches antes. Pastillas, muchas pastillas y el viernes extracción. Cara deforme. Más pastillas. Debajo de la corona intacta una muela podrida, negra, hecha pedazos. No hubo señales previas, sólo así de pronto dolor y extracción. Pastillas por muchos días más, cara deforme todavía. Fui valiente, en quince minutos molar afuera. Salí sola del consultorio con la claridad de que esa muela era el fin de una historia de apariencias, el fin de un ciclo muy largo de emociones y experiencias ocultas, que se pudren y se pudren. A mi cuerpo le da por somatizar mis experiencias en mis dientes y no en mis órganos vitales, gracias cuerpo. Pero, son señales de la capacidad de somatización que tengo y ahora estoy aprendiendo a no guardar nada: si hay coraje, duda, miedo, amor, mucho amor, magia, sueños, vergüenza, deseo, lo digo.


Numen de la Esquina del Cielo: -Te necesitamos al 100.

Yo también necesito mi corazón al 100, mi cuerpo al 100, mi mente al 100, mis ojos al 100, mis sueños al 100. Abrazos y un hombre hermoso de mi tamaño.