13 de septiembre de 2012

Numen del sueño 4:

-Deslízate por esa montaña de granos de maíz.


Numen del sueño 5:

-Ese sin rostro,  inmóvil.


Al principio me dio miedo escuchar a los Numens. No veo sus cuerpos. Su voz sale de todas partes como una sola, como si hablara el aire o como si hablaran a través del aire o como si desde las partículas del aire su voz surgiera. Sólo dicen esas pequeñas frases y se disuelven. Algunas veces hablan entre ellos en un lenguaje silencioso que desconozco pero que siento, ya sea por la energía transparente de su comunicación o por la breve oscilación de las cosas a mi alrededor en el sueño, siempre en el sueño.