25 de mayo de 2012

el bosque

Era un bosque de pinos muy altos y verdes. Era una tarde. Era un hombre debajo de las sombras. Su piel era blanca y su cabello casi negro, su cuerpo era el de un adulto. Rodeado por los árboles en un perfecto círculo estaba al centro. Sobre el suelo miles de máscaras distintas tiradas como hojas color verde olivo, rojo seco y amarillo ocre. El sin máscaras respiraba y al encontrarlo con mis ojos no tuvo donde esconderse, al instante había una paz inusitada en su rostro como quien al verse descubierto se rinde. Respiró y exhaló profundo, sacó las manos de los bolsillos de su pantalón. También parecía haber perdido el miedo y me veía de frente. Corte.